Cada vez son más las empresas que venden sus productos en el extranjero, contribuyendo así a la mejora de las exportaciones. Una de las grandes preocupaciones para estas empresas son los cambios de las divisas en la que deben cobrar, ya que pueden incurrir en pérdidas ocasionadas por la depreciación de estas monedas durante los días que financian a sus clientes.

Las empresas entonces, buscan la manera de cubrir la incertidumbre y no perder ni un euro en estas transacciones a costa muchas veces de renunciar a posibles beneficios en el caso en que la divisa se decante por apreciarse.

Entre las soluciones más usadas se encuentran algunas más conocidas como las cuentas multidivisa y otras menos conocidas como los seguros de cambio o las opciones.

Tanto los seguros de cambio, como las opciones call o put son mecanismos menos empleados pero muy efectivos.

Los seguros de cambio basados en cambio forward se calculan por la diferencia de los tipos de interés de ambas monedas. Sobre este fundamento se calculan los cambios forward, que serán los tipos al que se efectuará la compra-venta de divisas previamente pactado mediante un contrato en firme.

Por otro lado, podemos adquirir opciones de venta o put para los exportadores, y ejercer la opción o no, en función de si interesa vender las divisas en el mercado al precio spot en esa fecha. Todo a cambio del pago de una prima.

Ésta última fórmula de adquisición de opciones es una de las más flexibles y pone en una situación muy cómoda al poseedor de la misma.

Pero las exportadoras no sólo incurren en coste con sus cambios en divisas sino también con la volatilidad de los tipos de interés de las divisas. Si las empresas exportadoras optan por financiarse, esperando a que llegue el cobro de sus ventas en divisas, pueden referenciar sus préstamos a otras divisas en busca de un mejor interés, pero siempre con riego de divisa en los cambios a no ser que se cubra con los mecanismos descritos.

Hoy por hoy, se puede decir que los préstamos en euros salen muy ventajosos ya que la zona euro continúa con tipos muy bajos.

 

Begoña Romero.

Profesora de Financiación Internacional en Qualitas Europa.