Los alumnos de 1º de Técnico en Farmacia y Parafarmacia realizaron una encuesta entre algunos de sus compañeros sobre los hábitos de cuidado de su piel ante la exposición al sol.

Los resultados nos sorprendieron bastante, porque no esperábamos que la mayoría utilizase crema con protección solar, aunque es verdad que todavía se desconocen algunas pautas adecuadas para que la protección sea más completa y efectiva.

El sol produce radiaciones que son dañinas para nuestra piel, el resultado puede ser: muerte celular, envejecimiento cutáneo prematuro e, incluso, mutaciones genéticas que pueden ser el origen de un carcinoma (de entre estos, el melanoma es el más agresivo).

RESULTADOS ENCUESTA

Fueron 52 los individuos encuestados con predominancia del fototipo IV (sujetos con color de ojos y pelo castaño, piel mate, que tras varias semanas de exposición solar adquieren un color bronceado moderado-intenso).

No usan cremas con Protección solar el 15% de las personas encuestadas. Del 85% que sí lo usan, todos se aplican una crema con factor de protección adecuado o por encima de lo necesario según su fototipo.

Ninguno utiliza suficiente cantidad (1 bote suele durarles casi todo el verano, cuando en realidad deberíamos usar más de 1 bote por semana).

Solo un 10% protegen su pelo frente a las radiaciones solares. El 17% utilizan algún tipo de cacao con protección UV para proteger sus labios.

Aunque muchos de ellos usan gafa.s de sol, solo el 23% se aseguran de que sus gafas les protejan del la radiación ultravioleta.

Usan aftersun el 46%, pero algunos refieren que solo los usan «cuando se queman».

El 6% tiene antecedentes familiares de cáncer de piel

 

Cuando el índice de radiación solar es entre 8-10 (el más habitual durante el verano), una persona con fototipo IV y V, que son los más habituales en España, debe usar una crema con índice de protección solar entre el 30-20. Según nos vamos bronceando, podemos ir bajando algo ese índice.

Además, debemos usar suficiente cantidad de crema, aplicarla sobre la piel seca y limpia, reponerla cada 2 horas y después de los baños. Y es muy importante hidratarnos bien, cubrir la cabeza y proteger pelo y labios.

Tras las exposiciones solares se recomienda el uso de algún producto tipo «aftersun» para hidratar y ayudar a regenerar la piel frente al daño que supone la exposición solar.