La gamificación o ludificación (término aconsejado por la RAE) es la aplicación de estrategias lúdicas en entornos de aprendizaje, en los que el juego no forma parte del proceso de enseñanza-aprendizaje. Es una metodología activa, una  forma de aprender que se ha puesto de moda en las aulas en los últimos años.

En QFP adaptamos juegos como Pasapalabra o Quién es Quién, Trivial, Cluedo, Monopoly, Memory, juegos de mímica, Genially … para interiorizar definiciones y conceptos menos atractivos en un ambiente motivador.

¿Cuántas veces hemos pensado en lo fácil que sería estudiar a través canciones? Las canciones las escuchamos motivados porque nos gusta, y por eso, nos resulta más fácil de aprender. Lo mismo sucede con los juegos, aplicar estas estrategias de gamificación en el aula inducen a un cambio en el ánimo de los alumnos, en las ganas de implicarse en el aprendizaje, y por lo tanto, aumenta su motivación considerablemente. La motivación es la base de cualquier aprendizaje.

Los otros beneficios de la gamificación es que favorece el trabajo en equipo, la creatividad, el aprendizaje cooperativo, el pensamiento crítico, la proactividad …. cualidades necesarias, y cada vez más solicitadas por las empresas a la hora de contratar al profesional.